Entrevista al escritor Leonardo Da Jandra

En esta ocasión, el blog cambiará un poco de rumbo. Presento una entrevista con el escritor y filósofo Leonardo Da Jandra que se publicó originalmente en La Jornada Michoacán el 11 de septiembre de 2011. Espero que ustedes, caros lectores, la disfruten tanto como yo disfruté escribiéndola.

A continuación, la entrevista:

En el marco del Encuentro Nacional de Creadores, el escritor y filósofo mexicano Leonardo Da’Jandra afirmó que la eliminación de las materias humanísticas del bachillerato, comenzando por la Filosofía, “es un síntoma de la decadencia. Es parte del neoliberalismo salvaje”.

“Yo pienso que estas medidas emanan de una serie de pensadores que, ante el proceso abrumador del autoritarismo de izquierda, se fueron a una derecha alucinante. El neoliberalismo actual, en estos pseudodelirios de libertad, lo que hace es perpetuar la injusticia de un modelo que nada más beneficia a una minoría. Y esa minoría no tiene el menor interés en que la mayoría comprenda, porque comprender es el principio de toda rebeldía. Y lo que se quiere aquí es domesticar a la sociedad.

“De ahí el aparato oral genital, todo este mundillo que estamos viendo en los medios de personajes que no piensan, donde no hay ideas, donde lo que hay es la impronta de lo sentiente, de todos los sentidos, los gustos, los olores, los sabores, los cuerpos, y en las escuelas si se le quita a los jóvenes las materias humanísticas se preparan como víctimas: dóciles, van dócilmente al matadero, se dejan conducir con facilidad porque el fundamento de la crítica es la razón, y la razón se ejercita a través de las ideas, y las ideas están en el núcleo humanístico de la sociedad. Entonces, (la eliminación de materias humanísticas de las preparatorias) es un atentado muy bien pensado, muy meditado que obedece a una imposición definitiva de lo económico sobre lo político”.

Asimismo, al ser cuestionado sobre de qué manera los jóvenes pueden cambiar dicho aspecto económico-político, el filósofo aseguró que es mediante la “filosofía de la renuncia: se renuncia a toda esta oferta tanática destructiva que nos ofrecen los medios al servicio de estos poderes perversos. Dejar la ropita de marca, zapatos de marca, dejar de ir a los lugar que ellos proyectan, a estas festividades de encierro profanas y comercializadas que ellos difunden. Hay que, en principio, ya que no hay seguridad hacia dónde ir, por lo menos, tomar conciencia de dónde estamos.

“Y la juventud, la generación actual está verdaderamente al borde del abismo, y a nivel histórico no importa que se pierdan dos o tres generaciones, pero por el propio sentir de esta generación, es muy importante reflexionar sobre el concepto de ‘libertad’: ¿qué es libertad?, y lo que yo puedo percibir de manera inmediata es que, cuando más libre puedes ser es cuando menos consumes de manera destructiva. Entonces es causar el menor daño a la naturaleza, y a través de las redes sociales, que son la nueva opción, buscar experiencias que puedan proyectarte más allá de esta mentalidad de encierro y de esta conciencia estabulada.

“Los jóvenes ahora tienen ante sí una disyuntiva que ya se está gestando desde los procesos más autoritarios en las sociedades más cerradas como el fundamentalismo islámico: no es gratuito que haya empezado en África, que se esté extendiendo ya por Europa, por América Latina en Chile, Argentina, y va a llegar (a México)… tiene que extenderse por todo el planeta porque no es un problema local, es un problema global. La globalidad que estamos padeciendo es una de las formas más perversas de capitalismo, de enajenación, de quitarle al hombre su libertad, su espíritu, su deseo de crecer. Con estos procesos no hay crecimiento espiritual, hay crecimiento corporal: es una sociedad de la engorda y del sacrificio”.

Al referirse a las redes sociales como una nueva opción para buscar experiencias, Da´Jandra consideró que, sin embargo, “hay un riesgo inevitable en estar frente a la pantalla, porque la pantalla puede convertirse en una sustitución del mundo objetivo. El mundo virtual tiene sus alicientes, pero no es un verdadero viaje. Yo creo que es un primer paso, y lo que tiene de incentivador este primer paso es que te permite tener acceso a una serie de manifestaciones que no existen en el medio enajenante comercial, y por supuesto que los dueños de las pesas y las mediadas, esos cabrones neofenicios, van a hacer todo lo posible para infiltrarse en las redes, si se dan cuenta de que hay alguna inteligencia decantada en las redes, la van a tratar de comprar. El punto ahora es no sucumbir a esa oferta, a esa seducción.

“Por otra parte, creo que se pueden encontrar en las redes determinados temas, hay que saber moverse en las redes porque puedes quedar atrapado en la red, pero también puedes usar la red para atrapar lo que tú necesitas atrapar. La red es una de las formas de pesca más antiguas que existen, y es uno de los entramados que hicieron posible que el hombre domesticara a los animales y lograra su sustento, y ahora lo que necesitamos es eso: una red que nos permita atrapar las ideas que valen la pena atrapar y que esas ideas tengan una relación con una experiencialidad, con una vida que logre que estas ideas cuajen y se consoliden, porque las ideas que puedes percibir a través de la red, son como ua especie de fluído que está suciediendo de manera ininterrumpida, pero es necesario fijar, no en el sentido de tener para siempre, sino de destacar, de quitar de ese fluído efímero lo que vale la pena, y eso experienciarlo. Y eso lo que requiere es que los propios jóvenes comiencen a tener claridad y discernimiento sobre cuáles son los valores que se deben seguir y cuáles los que se deben evitar, porque es muy importante comprender esto en el contexto de sobre oferta.

“Lo que es fundamental ahora, y es también una base fundamental e inevitable del proceso del conocimiento, es esa doble dinámica de derrocamiento y aportación, pero si ya no puedes aportar, si ya no sabes para dónde quieres ir, por lo menos sí sabes lo que no quieres hacer. Entonces, desechar cantidad de ofertas que te esclavizan para poder tener más libertad: es lo que yo hice yendo a la selva. Si no te preocupas por tener un buen auto, buena ropa, dejas de comprar eso y tienes más libertad, porque lo que hace generalmente esta sociedad es trabajar para tener todos estos sucedáneos. Y yo le llamo a esto (la renuncia) ‘grandeza de lo mínimo’: vivir con lo mínimo, para tener lo máximo de libertad mental. El mínimo de esclavitud corporal implica el máximo de libertad mental, y nos tienen esclavizados por la corporalidad, porque prácticamente no pueden esclavizar la mente si no tienen inteligencia, y no hay inteligencia para esclavizar la mente de los jóvenes, pero los tienen agarrados por la corporalidad”.

Finalmente, Da´Jandra agregó: “confío en que aquí la juventud asuma de manera clara su destino, y que no deje que todos estos liderazgos ruines que han llevado al país a pique sigan ejerciendo como pastores con base en el miedo, en el temor: ya es tiempo de tomar el destino en sus manos, que se atrevan a hacer”.

Contacto: twitter.com/marcolopezlit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: