Welcome to la media noche, ese

Welcome to la media noche,
donde todos hablamos sinsentidos
y los sentidos hace tiempo que dejaron de importar.
Aquí lo que importa es que digas ‘ese’
mientras te fumas un delicado
y entrecierras los ojos.
En la media noche nadie se conoce,
y no es un cerro, como podrías pensar.
La media noche tampoco son horas;
hay sonidos extraños saliendo de los cerebros,
ese,
[sale humo de mi garganta
–cierras los ojos y no te duermes-
porque ya fumé demasiado]
porque la media noche,
ese,
está sobre nuestras cabezas.
También hay madrugadas y tardes calurosas,
pero en la media noche todo es frío.
Luces anhelantes de calor humano
y piernas largas que deambulan.
A veces se nos olvidan los espacios,
yenlacabezasólocabelapolítica;
luego r e   c   o   r   d    a    m    o      s
y damos media vuelta para respirar un poco:
también los insomnes respiramos.
Las redacciones cierran tarde
y nada saben de las desmadrugadas;
nada sabe el café sin cafeína que me tomo
mientras espero a que pase la media noche
y se convierta en mañana el día
que pronto también será ayer.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: