Instrucciones para fracasar en la vida

¿Está usted abrumado por el éxito? ¿Le llueven ofertas de trabajo y necesita sacárselas de encima? ¿Su relación amorosa ya duró más de tres años y aunque intenta terminar con esa chica de medidas perfectas sus errores son perdonados? ¿Su asesor aprobó su tesis en la primera lectura y la calificó como la obra mejor elaborada que ha leído en su vida? ¿Le urge un poco de fracaso en su vida? ¡No busque más! A continuación, la Redacción de Huidasdeintrospección le ofrece algunos consejos que, sin lugar a dudas, llevarán hasta la puerta de su casa, trabajo o relación esa carga negativa que con desesperación suplica.

Si usted, exitoso y desgraciado amigo aplica correctamente los párrafos que leerá en algunos segundos, los resultados podrán apreciarse antes de que transcurra una semana.*

El primer consejo es sencillo: descuide su higiene. Como lo lee. Si sus complejos obsesivo-compulsivo le obligan a lavarse las manos entre cinco y setenta y tres veces por hora, deje de hacerlo. No se lave las manos ni aunque se haya masturbado. Si usted es fumador, recuerde tomar un poco de ceniza entre sus dedos y frotarla en sus palmas.

El olor de sucavidad bucal también es importante. Mientras más cebolla y tacos de birria mal preparada coma, mejor: debe espantar hasta a los productores de los anuncios de Colgate. El siguiente paso es su vello facial. Si usted pertenece al sexo débil, no se depile ni la ceja ni el bigote. Un par o cinco de gruesos y oscuras culebras que escape de su cara de presentación nunca le han hecho daño a nadie si de fracasar se trata.

Siguiendo por ese camino, evite tocar sus axilas con otra cosa que no sean alimentos en estado de descomposición. No use desodorante ni se depile, sea cual sea su sexo. La Redacción de este blog supone que ya entendió por dónde van los tiros.

El próximo punto de la lista se refiere a la expresión. Sonría mostrando por entero sus dientes, aunque el chiste que contaron sea de lo peor. Eso, combinado con la indicación anterior, borrará sonrisas. Asimismo, utilice, por sobre todas las cosas, las expresiones vocales “en base a…”, “de acuerdo a…”, “haiga…”, etcétera. Si usted trabaja con individuos que se precien de su cultura, eso bastará para que sus bellos y perfectos rostros se conviertan en muecas de burla y desagrado. No tardará en sentir la presión del abuso psicológico. Sí, no se confunda. El abuso psicológico es bueno para usted. Cualquier cosa que reduzca su autoestima y sus ganas de vivir servirá para ese propósito.

Siguiendo con el programa, es recomendable embriagarse entre cuatro y siete días por semana, de preferencia en horas de trabajo. Lo anterior no quiere decir que falte a la oficina. Invite a su jefe a una copa. Él, como hombre responsable que debe ser, lo rechazara y, teniendo en cuenta la exitosa vida que lleva, le perdonará en un par de ocasiones. Sin embargo, cuando vomite sobre las formas A-7 IIIDFR458, se verá obligado a suspenderlo. Repita hasta que la suspensión laboral sea definitiva.

Una vez desempleado, procrastine como si no existiera un mañana. Mantenga cuidadosamente su falta de higiene. Tenga relaciones sexuales con múltiples mujeres o múltiples hombres, dependiendo de sus preferencias sexuales. Evite a toda costa el uso de preservativo: la finalidad de lo anterior es a) contraer una enfermedad de transmisión sexual, o b) embarazar a la chica y adquirir un compromiso de su vida. En cualquiera de los posibles escenarios, la nueva adquisición ocasionará gastos que, en su nueva condición de desempleado, no podrá costear. Punto para el fracaso.

El penúltimo consejo que Huidasdeintrospección emite está dirigido exclusivamente a esos estudiantes que, en su primer intento, presentaron una tesis perfecta. Bajo el pretexto de cumplir con la normatividad de la honorable casa de estudios en la que usted realice sus actividades, exija una segunda revisión. Obviamente, antes de presentar ese perfecto ensayo sobre las migraciones de las aves silvestres durante los primeros meses del otoño, modificará el documento en su totalidad, plagándolo de “de qué’s” y sustantivos reiterativos, así como gerundios y descripciones innecesarias. Su asesor, como es de esperar, llorará por la decepción que usted le provoque.

Siéntase orgulloso, pues habrá logrado, en tan sólo dos intentos, que la idea del suicido, ausente desde la adolescencia de aquel doctor alcohólico, entre de nuevo en su mente. Sonría mientras rompen las recién impresas meditaciones sobre el plumaje de los grajos y su clara relación con el maquillaje de los payasos.

El último punto se dirige, en exclusiva, a los exitosos y exitosas que cuenten con una pareja estable, de abdominales cuadrados o pechos perfectos. Es muy probable que no pueda esperar par terminar con esa persona que durante tanto tiempo fue especial. Si ha intentado de todo – desde decirle que se ve gorda en ese vestido hasta vociferar malas palabras en contra de su progenitora-, es tiempo de probar algo nuevo: el clásico “me encontraste con tres mujeres distintas en la cama en que nos acostamos por primera vez” nunca** falla. En caso de que sea usted más arriesgado, puede intentar algo similar, pero con personas de su mismo sexo. De preferencia con atributos similares a los de su pareja actual.

Si usted tiene la desgracia de vivir en un feliz matrimonio perfecto, las llamadas a altas horas de la noche por parte del personal femenino de la oficina en la que ya no trabaja pueden ser de gran ayuda. Sobre todo si son para anunciar la llegada de un nuevo humano a este mundo, del cual usted es el padre, y su señora esposa no es la madre.

Las anteriores son sólo algunas ideas para esas mentes insaciables que están cansadas del éxito cotidiano. Recuerde: las posibilidades son infinitas. Si parece una buena idea y tiene probabilidades de quitarle algunas buenas propuestas para su futuro, piense “¿por qué no?” y, de inmediato, actúe. Si usted siguió al pie de la letra las anteriores instrucciones y no titubeó al momento de añadir algunas de su cosecha, no hay pierde: usted será un exitoso fracasado.

*Los resultados garantizados no están garantizados.
**El clásico “me encontraste con tres mujeres distintas en la cama en que nos acostamos por primera vez” que nunca falla, puede fallar.
Anuncios

4 comentarios to “Instrucciones para fracasar en la vida”

  1. Pato Vázquez Says:

    Bastante bueno, mi estimado, faltaron unos cuantos “clásicos” del tipo de “me encontraste con tres mujeres a la vez en la cama donde nos acostamos por primera vez” jaja!

  2. Excelentes instrucciones, pero desde hace tiempo son seguidas al pie de la letra por varios de nosotros. Es de lo que se puede llamar: “humor con reflexión”. Me agradó bastante.

  3. Buenas,

    Nos gustaria invitarte a unirte a nuestro proyecto de literatura. Se llama Publize.com y es una red social para amantes de la literatura, en la que los escritores pueden darse a conocer o difundir su obra y los lectores encontrar cualquier tipo de lectura.

    Te animamos a probarlo. Puedes darte de alta en http://www.publize.com, donde también podrás encontrar información. No hay que pagar nada ni dar tu cuenta ni nada por el estilo 😉

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: