Fantasmas

Eres un fantasma;
tus palabras ya no tienen cabida
en esta noche,
estos desvelos.

¿Qué hago con este vacío,
con las mordidas viejas,
con esos labios que
———————-apenas anoche
pedían otro aliento?

Estas horas perdidas,
este viento en silencio;
si tú diez minutos,
si no hay más leña,
entonces ¿qué quedará de nosotros?

No importa el silencio,
—————ni tus ojos
————ni mi cuerpo,
no importa la indiferencia,
ni el adiós desabrido,
ni aquella tarde, encerrados
entre humo y sudor y gemidos.

Se acabó el tiempo,
y el silencio;
se acabó tu rostro
a las nueve de la noche,
entre orgasmos y pesadillas.

Ya no hay sentido
en la sonrisa triste
que regresa a mi boca
cuando escupo tu nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: