Primera aproximación a la no crónica del no lugar

Van pasando los edificios detrás de la ventana y viajamos solos, aunque haya más gente en el camión. Puertas que son ventanas a través de las ventanas. Puertas que están ahí, como la Puerta de Alcalá, sin estar, que son apenas referencias y que no llevan a ningún lugar. Puertas que se abren del centro hacia afuera durante un descanso, un alto y un señor alto entra, se sienta y desaparece mientras otra serie de casas iguales desaparece detrás. Lo que queda detrás de mi cabeza no existe, ni existen los baches sobre los que flota el camión, sobre los que rebota, sobre los que se escurre, no existen debajo del piso de lámina soldada y protegida de las inclemencias del clima por capas y capas de mugre porque no las veo. No importa el cambio ni la brusquedad porque pausa y edificios bien definidos frente a mí mientras wof, guau, mientras brush, prrr, pinche madre peeeeeip. Mientras no se estacione por favor, mientras un pedacito de pared que guarda capas de pintura que tampoco existen ya, permanecen ocultas a la vista debajo las unas de las otras, ocultas entre edificios de cinco, diez pisos, entre un rectángulo de porcelana y otro, y suben, un metro hacia adelanta y el pasaje cambia de nuevo y ya no hay pinturas ni arte contemporáneo prefabricado por el Infonavit. Volvemos, codo que se funde con costilla que se funde con con cachete que se funde con estómago que se funde con bebé que llora y olor a mierda, y a grasa y sebo y cigarro y sudor y aromatizante olor a pinto. U nos movemos, masa sin forma, cuerpos que se desplazan por el espacio sin que nuestros ojos vean nada más que una nuca que tampoco estará ahí. Mientras, Sherlock Holmes se queda ciego entre las piernas de un estudiante  todos escapan por ventanas que caben en la mano y se reflejan en ventanas que no llevan a ninguna parte, que en marcan puertas con paredes de ladrillo detrás. Puertas tapiadas con ladrillos, caminantes sin rumbo, teporochos policías un taquero piedras sobre piedras sobre piedras y un tronco y un tipo y brush, frush, shsh el murmulloigajovelepamirafijatequelcompaledijemeobligaelsueñoaaaaauijodesupinchemadre y achújesúsmaríayjosénlaque sigue y se despega el codo del cachete, pierna de costilla, universo en expansión, atmósfera que se forma, respiro de aire fresco, no hay paisaje ni montañas de basura ni existen las colonias más allá de las fachadas de las casas en el frente de batalla de esta ciudad antropófaga y desaparece la combi apenas un segundo después del bip del botón rojo que detiene el tiempo y me regresa al no lugar que separa 26 pasos del lugar a donde voy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: